lunes, 11 de diciembre de 2017

UFOS/OVNIs TERRESTRES por JAVIER STAGNARO



En el mes de Enero de 1988 conocí junto a Osvaldo Massanet en el 1er Congreso Argentino de Ciencia Cósmica organizado por el investigador Francisco Checchi y su Grupo Alfa, en la Ciudad de Buenos Aires, al poeta, periodista y escritor pampeano Héctor Antonio Picco, quien se desempeñaba como redactor de la revista “En la Cuarta Dimensión” dirigida por Fabio Zerpa.
Javier Stagnaro, autor de este artículo
En esta ocasión, encontramos a Picco en una mesa del bar del predio donde se desarrollaba el encuentro ufológico junto a varios ejemplares de su reciente libro titulado: “Las Pruebas Materiales de la Tierra Hueca”,(Ediciones Uritorco, Bs.As. 1987) donde incluía en un capítulo del mismo, fragmentos de la obra del ex diplomático Chileno Miguel Serrano Fernández: “Adolf Hitler: el último Avatara” donde documentaba por medio de un texto perteneciente a un manual técnico de la aeronáutica militar alemana que los Platos Voladores (Fliegende Sheibe o Flugsheibe) habían sido desarrollados por los ingenieros del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial tras muchos años de estudio y experimentación con revolucionarios medios de propulsión. Adquirí uno de los ejemplares y entablamos un diálogo que derivaría con el tiempo en una simpatía con el autor. En un intercambio de información con Héctor Picco sobre este particular, ya que poseía en mi biblioteca libros y revistas que contemplaban esta variante respecto del origen de los mismos, y alentándolo para que publicara una obra específica en este sentido, ya que la suya se apoyaba en la hipótesis intraterrena, fui recabando material suficiente para confeccionar algunos boletines y eventualmente un libro en algún momento futuro. Dado que Picco no se involucró en este proyecto, decidí - luego de dos años pidiéndole su visto bueno para llevarlo a cabo por mi cuenta- presentar un trabajo en un Congreso Ufológico de la FAECE (Federación Argentina para el Estudio de la Ciencia Extraterrestre) organizado por el Juez Dr. Andrés F. Miotti en la localidad de La Banda, en la Provincia de Santiago del Estero, Rep. Argentina en Noviembre de 1989 a donde había sido invitado a disertar. La ponencia llevó por título: “Ovnis: Arma Secreta” -la hipótesis terrestre para el origen de los Platos Voladores- lo cual causó bastante “revuelo” entre los investigadores, ya que en general se dividían entre los que sostenían la “H.E.T.”(Hipótesis Extraterrestre) y aquellos que comenzaban a abrazar la psicología social o psicosociología, convirtiéndose en escépticos detractores o refutadores de la existencia del mismo fenómeno o de su interpretación más popular. Por supuesto, hubo quienes se burlaron y quienes comenzaron a considerar esta posibilidad. Y aunque me convertí en un referente de la misma, siempre confesé que mi propuesta había comenzado con un comentario chistoso que le hiciera a Massanet-que era seguidor del Grupo Rama de Perú afianzado en el “Contactismo”- después de conocer a Picco: “¡Mirá si dijéramos que los Platos Voladores o los Ovnis son alemanes (Nazis), en lugar de extraterrestres!, se volverían locos!!, Ja, ja!”. Sin embargo, fui adquiriendo libros y notas de revistas especializadas, tanto nacionales como extranjeras que aportaban documentación y análisis de casos históricos de avistamientos de ovnis que reforzaban esta hipótesis de trabajo. Entre 1991 y 1995 confeccioné 10 boletines bajo los títulos de: “Ovnis/Ufos: Arma Secreta” y “Genios Precursores” donde expuse suficiente material para preparar un libro, sentando las bases de lo que muchos volcarían en Internet en años posteriores. Algunos investigadores entusiasmados me pidieron permiso para publicar monográficos en sus boletines institucionales y otros haciéndose pasar por “amigos” me robaron y plagiaron mis trabajos publicándolos en medios masivos a cambio de unos pesos y haciéndoles creer a otros que eran “periodistas profesionales”. En 2002 el canal de cable “Infinito” en Bs. As., convocó para la producción del programa “G.E.T.” (Guías Extraterrestres”) -luego Guías Argentinas- a diversos investigadores Ovni como entrevistadores de otros ufólogos. Así José Alberto Tunich, director del grupo C.E.F.A.E. (Centro de Estudios de Fenómenos Aéreos Extraños) de la Ciudad de El Palomar,  Pcia. de Bs.As.- quien había publicado mi trabajo como monográfico en el Nº 31 de su revista “Investigando” en 1991- me entrevistó para éste programa junto a los investigadores: Luis Burgos de la Ciudad de La Plata y al Ing.(U.B.A.) Jorge Marcelo Ferro, autor de un proyecto de Nave Discoidal o Plato Volador (quien presentó su pedido de patentación) publicado en su obra: “Cibernética-El Nuevo Paradigma”( Ed. Del Autor, Bs. As. 1989). A pesar de haber grabado durante casi una hora, en el programa apenas aparecen pocos minutos de las explicaciones del caso. Como siempre sucede la voz de un locutor en off comenta cosas que no se corresponden con lo que se ve; en este caso la lectura o lo que se muestra, no es del libro del ex -diplomático chileno Miguel Serrano sino que la imágenes del libro hojeado son de: “Ovnis: Armas Secretas Nazis” (Ufos: Nazi Secret Weapons) de Mattern-Friederich, editado en Toronto, Canadá en 1988, de similares características. Es necesario acotar que dicha obra es de propaganda filonazi, por lo tanto no puede ser considerada objetiva en su información o bien como un documento oficial o científico sobre dicha cuestión, a pesar que abreve para sus intereses en alguna data interesante de ser chequeada. En la actualidad hay varios blogs o páginas web que difunden estas hipótesis de trabajo, pero hay pocos autores o investigadores que tratan el tema con seriedad o con documentación de peso. Puedo agregar que parafraseando el título de mis boletines, si los Platos Voladores son “Armas Secretas”-ya no importa a quien pertenezcan- por su condición de Confidencialidad, dicha documentación no saldrá a la luz durante mucho tiempo o quizá nunca. Eso no implica que la observación del fenómeno o bien los detalles de algunos casos paradigmáticos y la investigación de manera racional de la evolución aeronáutica no nos permitan sacar conclusiones al respecto.

Javier. E. Stagnaro, Diciembre de 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario